De crucero por el Mediterranero: Napoles

Puerto y Castillo Nuovo en Napoles

Nápoles nos espera al sur de Italia con su puerto lleno de vida y a sólo un par de minutos del centro de la ciudad. Capital de la región de Campania es una gran metrópoli desde la antigüedad, actualmente tiene más de un millón de habitantes. Uno de ellos fue Rossini y dicen que compuso Otello en un sólo día.

Lo primero que verás cuando estés llegando a la bahía napolitana es el Castel Nuovo del siglo XIII y cuando bajes del barco tan sólo tendrás que cruzar la calle para llegar hasta él. Dicen que en el interior de este castillo, Petrarca se escondió y Bocaccio escribió el Decameron. Lo bueno de Nápoles es que la terminal del puerto (de la época de Mussolini) está a un minuto del centro y no hay que coger ningún autobús eso sí, mira un millón de veces antes de cruzar porque aquí se conduce a lo loco.

Date una vuelta por el castillo y también por la impresionante Galería comercial de Umberto I que es del siglo XIX. Techo de cristal, suelo de mosaico, estructura de hierro… un lugar donde hacerse adicto a las compras no resulta nada difícil. Muy cerca de allí encontrarás la Plaza del Plebiscito con el Palacio Real y la Iglesia de San Francesco di Paola. Te recomiendo también un paseo por San Gregorio Armeno, famosa Vía de los Pesebres donde trabajan los artesanos en la construcción de figuras para los belenes. Hay exposición y venta.

Via de San Gregorio Armeno

Lugares imprescindibles en Nápoles son la Catedral en cuyo interior se encuentra la Capilla de San Gennaro, patrón de la ciudad, la salvó de las plagas y las erupciones del volcán. En esta capilla hay vasijas de vidrio con la sangre de este santo. Los fieles van cada año a rezar para que esta sangre se haga líquida y les salve de futuros desastres. Dicen que cada 19 de septiembre, aniversario de su muerte, el milagro se cumple.

Y hablando de San Gennaro, en Nápoles también puedes hacer una excursión por las catacumbas y galerías romanas que más tarde los cristianos, incluido San Gennaro, usaron para esconderse. Más recientemente, los napolitanos se refugiaron durante los bombardes de la II Guerra Mundial.

Napoles subterraneo

Si te gusta lo misterioso y enigmático te aconsejo una visita a la Capilla de Sansevero donde Raimondo di Sangro, príncipe de San Severo y alquimista, fue el responsable de que se encontraran en su interior dos cuerpos petrificados. Los esqueletos pertenecen a un hombre y a una mujer que conservan prácticamente intacto el sistema circulatorio. La técnica utilizada todavía se sigue estudiando.

Frente al Castillo Nuovo se inicia el recorrido del bus turístico que ofrece varias rutas. Te costará entre 10 y 20 euros y la duración depende de la ruta que escojas, la más larga unas 2 horas y media. Es una buena opción para acercarte a sitios que estén algo más alejados como el Mirador de Posillipo o el Museo de Capodimondi, con obras de Caravaggio o Tiziano entre otros… sin necesidad de coger un taxi.

Vista de Napoles con el Vesubio al fondo desde el Posillipo

Sólo hemos hablado del Castillo Nuovo (en realidad su nombre es Castillo Maschio Angioino) pero hay otro en Nápoles que merece una visita: el Castillo dell’Ovo (del huevo) y se llama así porque Virgilio, según la leyenda, escondió un huevo en su interior que de romperse provocaría el hundimiento de la fortaleza y grandes catástrofes en la ciudad.

No te puedes ir de Nápoles sin comer pizza. Las mejores están en esta ciudad de donde este plato es originario, tiene patentada su denominación.Yo te recomiendo un restaurante que está delante del puerto (cruzando la calle y mirando a la derecha). Si vuelves de alguna excursión matutina y quieres comer en Nápoles cerca del barco es un lugar ideal, me lo recomendó un napolitano y la verdad es que se come muy bien, el local es bonito y no es nada caro. Se llama Sofi porque está dedicado a Sofia Loren.

Después de la pizza (o el plato de pasta) un café en Gambrinus, el mejor café de Italia para algunos y del mundo para otros, por cierto que si te sientas te lo cobrarán bastante más caro, así que mejor te quedas de pie. Los napolitanos te contagiarán con su alegría, aunque tengan fama de estar relacionados con la Camorra. Eso sí, cuidado con la cartera porque dicen que es la ciudad más peligrosa de Italia.

Plaza del Plebiscito

Nápoles es un buen punto de partida para ir a Pompeya, al Vesubio, Capri, Sorrento… así que seguiremos hablando de las excursiones que se pueden realizar.

  • Enlaces que pueden interesarte:

Información sobre:

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Cruceros por el Mediterraneo Occidental, Puertos del Mediterraneo, Puertos Maritimos



Deja tu comentario