Dubrovnik, puerto del Mediterráneo Oriental

Dubrovnik

En los cruceros por el Mediterráneo Oriental se hace escala en una de las ciudades más bonitas de Europa, Dubrovnik. Ese día lo normal es que nadie se quede en el barco para poder conocer la perla del Adriático, una ciudad rodeada de murallas y fortificaciones, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El barco puede atracar en el puerto o bien fondear justo en frente de la ciudad antigua, en este último caso la compañía pone lanchas para acercar a los pasajeros a tierra. Si en cambio, atracáis en el puerto, estarás más lejos del centro y aunque andando puedes ir, perderías demasiado tiempo (más de media hora) así que lo mejor es coger el bus que tiene la parada a la salida del recinto portuario. Depende de donde haya atracado el barco, la parada pillará más o menos cerca, pero en todo caso no está lejos.

El autobus te dejará en la Puerta de Pile (frente a la Fortaleza de la ciudad antigua) y tarda unos 10-15 minutos. El billete cuesta un 1 euro más o menos, pero recuerda que en Croacia la moneda es la kuna, así que tendrás que cambiar (en muchos sitios aceptan euros, pero el bus no). Hay una oficina de cambio justo a la salida del puerto. En este enlace puedes consultar como está el cambio, pero calcula unas 8 kunas por 1 euro. Si vas en taxi, el trayecto te costará unos 12-15 euros y los taxistas te esperan en la misma salida del barco.

Murallas de Dubrovnik

Una vez en la ciudad ya todo lo podrás hacer caminando. No circulan coches en la ciudad antigua y todo está lleno de restaurantes, terrazas, tiendas y gente, mucha gente disfrutando de este sitio tan especial. Puedes empezar la visita subiendo a la muralla, uno de los sistemas fortificados mejor conservados de todo el Mediterráneo. El recorrido está dividido en dos tramos, pero puedes hacer una visita parcial si no quieres hacerlo todo ya que te ocupará unas dos horas (casi 2 mil metros).

Torre del reloj

En el centro está la Plaza Luza, rodeada de edificios y monumentos: Palacio Sponza, Torre del Reloj, Iglesia de San Blas (patrón de la ciudad), la Catedral… Hay muchísimos sitios y cosas que hacer en esta ciudad tan bonita y fácil para visitar por libre, así que podrás evitar contratar la excursión del crucero y ahorrarte ese dinero para comer en Dubrovnik o darte algún caprichito.

En Dubrovnik hay restaurantes para todos los bolsillos, pero por recomendarte alguno te diría que fueras a Dundo Maroje, en la Calle Kovacka, los espaguettis con gambas están riquísimos.

Isla de Lokrum

Una de las excursiones que puedes hacer desde Dubrovnik es la Isla de Lokrum. Salen ferries cada media hora y tardan unos 15 minutos. El billete cuesta unos 5 euros. En esta isla, a unos 800 metros de Dubrovnik, hay un monasterio benedictino del siglo XII  y una fortaleza del siglo XIX, Fort Royal construida por Napoleón y que hoy sirve de mirador. Además hay un lago interior al que llaman Mar Muerto por la cantidad de sal que tiene.

Enlaces que pueden interesarte:

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Cruceros por el Mediterraneo Oriental, Puertos del Mediterraneo, Puertos Maritimos



Deja tu comentario