Bergen, crucero por los fiordos noruegos

Bergen

Bergen es la segunda ciudad más grande de Noruega y la puerta de los fiordos. Su nombre en noruego significa las montañas y es conocida como la ciudad de las siete montañas, por las siete colinas de Roma. El dramaturgo Ludvig Holberg, nacido en Bergen, fue el primero en llamarla así. Pero además, aquí abunda la lluvia y Bergen también es La ciudad de la lluvia, incluso durante una  temporada se instalaron máquinas de venta de paraguas en la calle.

Cuando llegues al puerto podrás ir andando hasta el centro dando un paseo de cinco minutos así que es un lugar perfecto para patearlo por libre con o sin paraguas. Uno de los lugares más interesantes en Bergen es su muelle, Bryggen, con una hilera de casas de madera de un estilo arquitectónico que ha perdurado durante 900 años.

Era el barrio de los comerciantes de la Liga Hanseática que se establecieron en 1360 y desde 1980 es Patrimonio de la Humanidad. Los incendios se han cebado con estas casas, pero se ha conseguido mantener la estructura original y en el interior de algunas de ellas hoy en día hay varios museos: Museo Theta o el Museo Hansa. También es una zona turística con restaurantes y tiendas de todo tipo.

Y hablando de museos, en Bergen hay uno sobre la lepra ya que, entre 1850 y 1900 fue la capital internacional de la lepra, con tres hospitales y la mayor concentración de pacientes en Europa. La lepra se conoce comúnmente como enfermedad de Hansen, el nombre del médico noruego Armauer Hansen que descubrió el bacilo de la lepra en Bergen en 1873. El último paciente murió en el Hospital de St George en 1946.

Iglesia de Santa Maria. Bergen

Detrás de los museos está la Iglesia de Santa María del siglo XII, el edificio más antiguo de Bergen. Muy cerca la Torre de Rosenkrantz de 1560 y el HakonsHall, de 1247 y que es el edificio civil más grande que se conserva de la Edad Media en Noruega.

El músico Edvard Grieg es otro de los ilustres nacidos en Bergen y puedes ver la casa donde vivió en la Colina de los Trolls.

Casa Museo de Grieg en Bergen

Y estando en Bergen tienes que subir a alguna de sus montañas. El Floibanen (funicular) te lleva al Monte Floyen a 320 metros de altura. El viaje dura 8 minutos y vale la pena así que reza para que el día sea claro y puedas disfrutar de la fantástica vista que te espera. Siguiendo con las alturas también puedes subir hasta la cima del Monte Ulriken, la más altas de las siete montañas, en el Ulriksbanen Cable Car que sube cada 7 minutos.

Si vas con niños llévalos al Acuario para que vean las focas o los pingüinos.

Funicular. Bergen

Por último decirte que recorras el Mercado de Pescado al aire libre. Durante el verano es atendido por muchos estudiantes españoles que venden bocadillos de salmón, pero si quieres ir un poco más allá, cómete un filete de ballena porque aquí es uno de los pocos sitios del mundo donde podrás hacerlo.

Mercado del pescado en Bergen

MÁS INFORMACIÓN

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Cruceros por el Norte de Europa, Cruceros por los fiordos, Puertos del Mar del Norte, Puertos Maritimos



Deja tu comentario