El Puerto de Philipsburg: información y excursiones

Cruceros en Philipsburg

Philipsburg es la capital de Sint Maarten, la parte neerlandesa de la isla de San Martín, que formaba parte de las Antillas Holandesas hasta el año 2010. Situada sobre la Gran Bahía, cuenta con 17.000 habitantes y destaca especialmente por su arquitectura colonial de herencia holandesa, además de por sus playas y su exuberante naturaleza.

Pero los turistas que llegan hasta su puerto también hacen referencia a sus facilidades para ir de compras. Sin ir más lejos su puerto es uno de los grandes motores de la economía de esta ciudad y de toda la isla. La nueva y moderna terminal de cruceros está situada al otro lado de la Gran Bahía. Tal vez un poco lejos del centro, pero no os preocupéis porque hay sistemas de transporte para moveros de un lado a otro (lo más recomendable son los water taxi por mar, mejor que por carretera ya que hay mucho tráfico).

Este puerto lleva el nombre de Dr. Wathey A.C Cruise & Cargo Facilities. Fue construido a finales de 1950 (aunque ha sido renovado recientemente) y cuenta con una de las terminales de cruceros más grandes del Caribe, el centro comercial libre de impuestos Harbour Point Village y el pequeño embarcadero de Captain Hodge Wharf, desde donde se pueden tomar los water taxi.

Una vez lleguemos a esta ciudad con nuestro crucero hay muchas opciones a la vista en materia de excursiones para pasarlo bien. Desde expediciones por mar a bordo del Seaworld Explorer para descubrir las vistas de la Gran Bahía, la ciudad de Philipsburg y casi toda la isla, hasta paseos por el centro histórico para disfrutar de su arquitectura colonial, las plazas de Wathey y Clemlabega, sus jardines o el zoológico.

Una excursión en barco para ver la Gran Bahía de tres kilómetros de longitud es una de las principales excursiones que podemos hacer. Podemos bajarnos en la playa de arena blanca y darnos un chapuzón en las aguas cristalinas del Caribe, o incluso programar una ruta en vehículos 4×4 por toda la isla hasta llegar a Marigot, la capital de la parte francesa de Sint Maarten, ambas separadas por apenas doce kilómetros, donde podemos visitar su granja de mariposas.

Dentro de la zona holandesa de Sint Maarten, y alrededor de Phillipsburg, hay otros puntos que no debemos perdernos. Entre ellos Point Blanche, una península sobresaliente de la Gran Bahía, la Bahía de Simpson, el Sint Maarten Yatch Club y las pequeñas calas de Cole Bay, Burgeaux Bay, Lay Bay, Little Bay y Guana Bay.

A todo esto hay que añadirle las posibilidades de practicar cualquier tipo de deporte acuático, hacer submarinismo o incluso, porqué no, participar en alguna regata.

Ya veréis que al llegar en crucero hasta Philipsburg las posibilidades turísticas son infinitas.

Foto Vía: Love’s Photo Album

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Puertos del Caribe



Deja tu comentario