Islas Maldivas, destino de cruceros

Islas Maldivas

Mil doscientas islas o islotes repartidas en 800 kilómetros cuadrados son el escenario de algunos de los paisajes vírgenes más espectaculares del mundo. Pero es más, en estas islas no solo lo que se ve a simple vista es hermoso, ya que su espacio submarino está considerado junto con el del Mar Rojo el más fascinante del planeta. Todo esto y mucho más es lo que vais a poder encontrar si os venís de cruceros a las Islas Maldivas.

Situadas en el océano Índico al sudoeste de Sri Lanka y a 450 kilómetros de la India, cada una de estas islas (sólo 203 están deshabitadas) ofrecen una densa vegetación, playas de arenas blancas y aguas cristalinas difíciles de igualar. Su clima tropical hace que podamos visitarlas en cualquier época del año, ya que rara vez sus temperaturas descienden de los 25 grados. Pero, ¿cuáles son algunas de las visitas imprescindibles y qué podemos hacer en las Maldivas?

Podemos empezar visitando Malé, la capital del archipìélago, ciudad situada en la isla del mismo nombre. Aquí veréis atractivos como el Museo Nacional o la Gran Mezquita de Malé. Añadiría ya como excursión el atolón de South Malé y la isla de Rihiveli, rodeada de los islotes de Levante y los Pájaros. Estos últimos están completamente deshabitados, de ahí que podamos practicar cualquier deporte acuático con total tranquilidad.

No puede faltar la visita al atolón de de Ari en la isla de Vilamendhoo, a 80 kilómetros al suroeste de Malé. Una isla cubierta por una profusa vegetación de bosque tropical, cocoteros y plátanos y rodeada de bellísimas playas y un arrecife a solo diez kilómetros de la orilla. Cerca de aquí tenemos también el atolón de North Malé, con las islas de Asdu y Helengeli, ideales para los que buscan la máxima tranquilidad en un marco natural incomparable.

El submarinismo es uno de los grandes recursos turísticos de las Maldivas, especialmente durante los cuatro primeros meses del año. Sus fondos submarinos albergan gran variedad de especies multicolores, rayas, barracudas, tiburones martillo y tortugas. La transparencia y la limpieza de sus aguas provocan que la visibilidad sea máxima, casi como en ningún otro lugar del mundo. A esto se le añaden unas leyes en donde se prohíbe la pesca submarina o arrancar los corales. Todo está perfectamente cuidado y controlado.

Pero además de bucear y practicar todo tipo de deportes acuáticos, en las Maldivas nada mejor que disfrutar de alguna de sus islas deshabitadas, conocer las costumbres locales en sus aldeas de pescadores, comprar artesanías locales en los mercadillos o hacer pequeños cruceros recorriendo los diferentes atolones. Esta última opción es tal vez la mejor manera para conocer buena parte de este archipiélago.

Surf, fotografía, pesca (incluso nocturna), este archipiélago tiene todo lo que se necesita para disfrutar de unas vacaciones de ensueño. Todas las comodidades en forma de alojamientos de lujo, restaurantes, actividades de todo tipo combinadas con un paisaje sublime y una naturaleza virgen espectacular. Si vuestro crucero tiene como destino las Maldivas no os lo penséis dos veces. Será un viaje inolvidable.

Foto Vía Revista Haus

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Cruceros por el Índico, Puertos del Índico



Deja tu comentario