Puerto de Warnemünde, en Berlín

warnemunde port

El Puerto de Warnemünde es el puerto más cercano a la ciudad de Berlín, aunque se encuentra en la ciudad de Rostock, en aguas del Báltico, lo que lo convierte en una escala bastante interesante a la hora de viajar en crucero; y es que aunque Berlín queda a unas 3 horas en tren, lo cierto es que es una de las excursiones más demandadas a la hora de llegar a Warnemünde.

La terminal de cruceros fue inaugurada oficialmente en mayo de 2005. Desde entonces, cientos de cruceros atracan todas los meses en sus instalaciones.

Nos encontramos con una terminal moderna, construida en acero y vidrio y con dos amplios pisos que suman más de 3.000 metros cuadrados de superficie.

Hay siete entradas y salidas en la parte inferior, instalándose los sistemas de información en la gran sala central.

  • Excursiones desde Warnemünde

Antes de plantearnos realizar alguna excursión, lo cierto es que es interesante descubrir Warnemünde. A tan sólo 10 minutos del puerto encontramos un precioso pueblo de pescadores lleno de grandes playas y casas de mil colores con tejados a dos aguas. Sin duda una estampa de lo más encantadora.

Seguramente Berlín se encontrará entre nuestras opciones, y aunque lo cierto es que 3 horas de trayecto pueden asustar, no hay que descartarlo, sobre todo en las escalas más largas; y es que Berlín cuenta con un sinfín de lugares interesantes y mucha historia. No hay que olvidar que estamos ante una de las ciudades más importantes de Europa.

Devastada durante la Segunda Guerra Mundial y dividida por el gran Muro, el cual permaneció intacto durante 28 años, Berlín muestra abiertamente su pasado, presente y futuro. Así, los edificios modernos que observamos en la ciudad, borran en parte el oscuro pasado de la ciudad, no obstante, es posible observar huellas latentes de esa etapa.

Ante nosotros, una amplia lista de lugares para ver, tales como la Puerta de Brandenburgo, el Muro de Berlín, la Catedral de Berlín, el Parlamento Alemán, el Monumento al Holocausto o el Berliner Unterwelten.

Si bien es cierto que Berlín es una de las excursiones más demandadas, no todo el mundo cuenta con el tiempo suficiente para escaparse a verla. Así, otros optan por otros destinos más cercanos, como Rostock.

A tan sólo 13 minutos del puerto, encontramos esta preciosa ciudad de tradición marítima. Su casco antiguo nos enamorará, lleno de viejas torres y hermosos edificios señoriales.

La ciudad conserva parte de su antigua muralla así como torres medievales como la de Kuhtor, Kröpeliner Tor y Steintor. Asimismo, también podemos ver otras huellas del pasado como el convento medieval, actual museo de la ciudad, la iglesia de Santa María o la iglesia de San Pedro, con una torre que mide 117 metros de altura.

Otra opción a poco más de una hora del puerto es la de Schwerin, una hermosa ciudad con reclamos turísticos como el del Castillo de Schwerin, una hermosa construcción defensiva ubicada en una isla, en el centro de la ciudad. Este casillo cuenta con una forma circular que deriva de un antiguo castillo eslavo que se ubicaba justamente aquí en el año 965.

A una hora y media encontramos también otro tesoro arquitectónico alemán. Se trata de Lubeck, una ciudad cuyo antiguo centro medieval fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, siendo así la primera ciudad de Europa del norte en figurar en esta prestigiosa lista.

La razón para figurar en dicha lista, fue el excelente estado de conservación de su centro medieval de estilo gótico báltico. Un hermoso lugar con edificios rojos, calles estrechas y las grandes torres de sus cinco iglesias.

Finalmente nos encontramos con Wismar, a menos de una hora del puerto de Warnemünde. La ciudad ante la que nos encontramos cuenta con encantos como la ciudad vieja. En ella, podremos disfrutar de visitas como la Plaza del mercado, una de las plazas más grandes de toda Europa. Además, también encontramos monumentos como la Fuente de agua de Wismar, uno de los símbolos de la ciudad, con un exquisito estilo renacentista holandés a base de piedra caliza, hierro forjado y cobre.

Sea como sea, cualquiera de estas visitas convierte al puerto de Warnemünde en una escala fantástica.

Foto vía: rostock-port.de

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cruceros por el Báltico, Puertos del Báltico, Puertos Maritimos



Deja tu comentario